ArturoSoria.com: Artículos interesantes y guía selecta de Arturo Soria
 Arturo Soria > Artículos > fisica > Técnicas nucleares en medicina  
separador

Técnicas nucleares en medicina

por Maria Dolores Soler
Publicado: 01/03/2000  

Maria Dolores Soler es licenciada en Fisica por la Universidad de Valencia.


El campo científico que estudia los núcleos atómicos, sus propiedades y las fuerzas que actúan entre sus constituyentes es la Física Nuclear. En Física Nuclear se estudia la Radioactividad, que es un fenómeno natural por el que un núcleo atómico emite uno o varios tipos de partículas, transmutándose o desexcitándose a un estado de menor energía. Los tipos más frecuentes son las desintegraciones a, b, y g , así como la fisión y fusión. El hecho de que un núcleo se desintegre emitiendo partículas tiene diversas aplicaciones y una de ellas es en medicina.

La energía nuclear puede aprovecharse y emplearse en diversas técnicas con fines de prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Las técnicas que dentro de las ciencias médicas utilizan energía nuclear tienen la capacidad excepcional de mostrar las funciones corporales a través del tiempo, al igual que una película muestra una tras otra las imágenes.

Gracias a las técnicas in vivo y las técnicas in vitro se puede descubrir la presencia de una enfermedad y la medida en que esta ha invadido el organismo.

Las técnicas in vivo se basan en el principio de los trazadores. Un radionucleido con una forma química y una duración de la radioactividad seleccionadas se administra al paciente, generalmente por vía intravenosa, ingestión oral o inhalación. A través de un dispositivo de detección especial, por ejemplo una cámara gamma, se observa el recorrido del radiofármaco por todo el organismo hasta que se concentre en un tejido u órgano determinado. La cámara gamma detecta los fotones que escapan del cuerpo, creando una imagen bidimensional con la ayuda de una computadora. Estas imágenes permiten obtener información detallada como el vaciado del estómago o la actividad de bombeo del corazón.

Las técnicas in vitro permiten efectuar un diagnóstico clínico sin exponer al paciente a las radiaciones. Una muestra de sangre del paciente se envía al laboratorio y se examina mediante técnicas nucleares tales como el radioinmunoanalisis (RIA) o el análisis inmunorradiométrico (IRMA). Estos análisis permiten medir con precisión la exposición pasada y presente a una infección evaluando los anticuerpos. El RIA también se utiliza para medir sustancias como las hormonas, vitaminas y medicamentos.

Las radiaciones se utilizan ampliamente en el tratamiento de enfermedades tales como el cáncer, en donde se pretende destruir todas las células malignas. La radioterapia permite alcanzar este objetivo, concentrando las radiacines en un tumor específico, para lo que se utilizan muy frecuentemente rayos gamma de cobalto 60.

La medicina nuclear cumple otra función terapéutica, la reducción del dolor. La radioterapia puede aplicarse para paliar el dolor, reemplazando a los analgésicos que pierden su eficacia con el tiempo. Tambien las radiaciones son aplicables a la esterilización de artículos médicos. Los instrumentos médicos que se utilizan en el diagnóstico o tratamiento de un paciente deben estar exentos de gérmenes para evitar contagios de infecciones. Los rayos gamma provenientes del cobalto 60 se utilizan para esterilizar instrumentos que no pueden ser esterilizados por otros métodos, y con riesgos considerablemente menores para la salud.

La Física Nuclear constituye por tanto una herramienta muy útil cuando se aplican sus conocimientos al campo de la medicina

Accede ahora a
Más artículos de este consultorio





Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.





Si quieres puedes

Preparar artículo para imprimir Imprimir

También puedes

Ver más artículos
de este consultorio