ArturoSoria.com: Artículos interesantes y guía selecta de Arturo Soria
 Arturo Soria > Artículos > happyanimal > La atopia en perros y gatos  
separador

La atopia en perros y gatos

por Beatriz Unzeta Conde
Publicado: 24/05/2004  

Beatriz Unzeta Conde es Licenciada en Veterinaria por la Univ. de León.


La dermatitis atópica es junto con la dermatitis por hipersensibilidad a la picadura de la pulga, uno de los cuadros cutáneos pruriginosos más frecuentes en el perro y en el gato, con sintomatología casi exclusivamente cutánea y que se desarrolla a partir de la puesta en contacto del paciente con alérgenos medioambientales.

Debido a que la sintomatología varia entre perros y gatos, lo presentaremos de manera independiente.

Dermatitis atópica canina

Afecta aproximadamente al 10 % de los perros y existe una clara predisposición:

  • Genética. Cuando ambos padres son atópicos, los hijos serán atópicos y probablemente manifiesten la enfermedad más tempranamente.
  • Racial. Siendo las razas más afectadas los Bulldog francés, Bulldog inglés, Bull-terrier, Bóxer, Fox-terrier, Dálmata, Golden-retriever, Labrador, Lhasa-apso, Pastor alemán, Pastor belga, Pequinés, Shar-pei,, Setter irlandés y west-highland white terrier.

La edad de inicio de los síntomas varía de los 6 meses a los 7 años, pero alrededor del 75 % de los perros suelen manifestar los signos clínicos entre los 6 meses y los 3 años.

Respecto a la estacionalidad de los signos clínicos, depende de si los alérgenos se encuentran en el medio ambiente a lo largo de todo el año o por el contrario sólo en determinadas estaciones como la primavera o el otoño, sin embargo se ha observado que en el 80 % de los casos que comienzan como una dermatitis estacional, termina desarrollándose una dermatitis atópica que cursa con una sintomatología clara a lo largo de todo el año.

El picor es el primer signo clínico excepto en el Bulldog inglés en el que no siempre es así. Al principio puede ser leve y con enrojecimiento de la zona pero a medida que el paciente se rasca se facilita la colonización de la zona por bacterias y levaduras y se produce una seborrea (con un olor típico a sebo) que agrava el picor. El picor aparece en la zona de la cara, orejas, en la parte distal de las extremidades, entre los dedos, parte anterior de los codos, ingles y vientre fundamentalmente aunque en casos extremos puede afectar a todo el cuerpo.

En los casos más crónicos se observa la liquenificación o engrosamiento de la piel, hiperpigmentación, manto graso y costras y el pelo puede aparecer con aspecto seco y quebradizo o bien con un aspecto grasiento y olor a sebo.

Otros síntomas no cutáneos que pueden aparecer asociados son asma bronquial, cataratas, alteraciones del tracto urinario y digestivo

1 2 | Siguiente »



Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.




Anuncios arturosoria.com


Happy-Animal
Hospital Veterinario en Arturo Soria. La mejor práctica veterinaria para sus mascotas
www.happyanimal.es




Si quieres puedes

Preparar artículo para imprimir Imprimir

También puedes

Ver más artículos
de este consultorio