ArturoSoria.com: Artículos interesantes y guía selecta de Arturo Soria
 Arturo Soria > Artículos > happyanimal > Selección de un animal de compañía  
separador

Selección de un animal de compañía

por Dra. Elvira Martínez
Publicado: 01/05/2000  

Dra. Elvira Martínez es Licenciada en Veterinaria por la Universidad Complutense de Madrid


Antes de adquirir un animal de compañía debe estar seguro de que se adapta a su modo de vida actual y futuro; ya que los cachorros crecen y los gatos pueden usar los muebles de la casa para arañar si no se les proporciona un sucedáneo adecuado.

Una de las primeras cosas es decidir si se quiere un animal puro o un mestizo. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Si bien es cierto que les mestizos poseen el llamado "vigor híbrido", es decir, tienen menos predisposición que los de raza pura a padecer algunos problemas médicos heredables tales como displasia de cadera, alergias, etc. sin embargo es más difícil predecir su aspecto cuando sean adultos. Si por el contrario le interesa más conocer cual será la conducta, tamaño corporal y capa de su animal cuando crezca, piense en adquirir un animal de raza pura de ascendencia conocida.

Al adquirir un animal de compañía hay que considerar que son seres vivos y por tanto necesitan que se les dedique tiempo y atención, son algo más que un mero objeto de diversión o exposición. Algunas razas le pueden atraer por su aspecto físico, pero hay que tener en cuenta que por ejemplo los gatos persas necesitan ser cepillados a diario, al igual que los perros de pelo largo.

Otro punto a tener en cuenta es la edad: adquirir un cachorro o un adulto. Si no tiene demasiado tiempo y paciencia para educar un cachorro o no quiere correr el riesgo de que le destroce la casa, puede que le convenga adquirir un animal adulto, ya que son capaces de soportar ausencias más largas de sus dueños, tienen menos problemas de juego excesivamente eufórico y poseen un carácter más o menos definido, lo cual no quiere decir que no se vayan adaptar a nuestra familia perfectamente. Si prefiere un cachorro debe saber que son más receptivos a la socialización desde las 3 a las 12 semanas de edad. Lo mejor es que permanezcan con su madre y hermanos de camada hasta las 6-8 semanas y después sea presentado al mayor número posible de personas y animales en su nueva casa. En su defecto es fundamental que si un cachorro es separado de su madre antes de este período, esté expuesto posteriormente a un "adulto regulador", que le enseñará por ejemplo a controlar la potencia del mordisco cuando esté jugando.

Los gatitos son más receptivos a la socialización de las 2 a las 7 semanas de edad, por ello es muy importante que los gatitos reciban el contacto y la exposición adecuado antes de las 7 semanas de vida. En caso contrario es posible que no sean adecuados para convivir con una familia en el futuro.

1 2 | Siguiente »



Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.




Anuncios arturosoria.com


Happy-Animal
Hospital Veterinario en Arturo Soria. La mejor práctica veterinaria para sus mascotas
www.happyanimal.es




Si quieres puedes

Preparar artículo para imprimir Imprimir

También puedes

Ver más artículos
de este consultorio