ArturoSoria.com: Artículos interesantes y guía selecta de Arturo Soria
 Arturo Soria > Artículos > medicina > Trastornos del crecimiento. Talla baja  
separador

Trastornos del crecimiento. Talla baja

por Jeronimo Sandiumenge
Publicado: 04/06/2004  

Jeronimo Sandiumenge es Doctor en Medicina y Cirugía y Pedriatra.

Resumen:
Estudio de las causas principales de un trastorno de crecimiento.

El crecimiento ha suscitado interés progresivo en los últimos tiempos. El mejor conocimiento de los aspectos fisiológicos, el desarrollo de técnicas diagnósticas más precisas y la obtención de la hormona de crecimiento por ingeniería genética, ha abierto nuevos campos y expectativas. Trataré de describir algunos de estos aspectos y la conducta razonable ante un niño con una supuesta talla baja.

El primer problema que se nos plantea al estudiar una talla es saber si el niño problema es realmente bajo. La respuesta es una valoración estadística. En una población normal no todos tenemos la misma talla, ésta se agrupa de manera simétrica en torno a un valor medio, que depende de la edad y sexo, de forma que los elementos que la componen se van dispersando hacia los extremos de tal manera que su distribución forma una línea curva cuya imagen tiene la forma de campana (Curva de Gauss) (Fig. 1), donde los más altos y bajos estarán en los extremos.

Distribución gaussiana de la talla de una población normal

Fig. 1.- Distribución gaussiana de la talla de una población normal.
En la línea inferior se ha colocado las distintas DS calculadas.

El método estadístico permite dividir el área de esta campana en varias partes llamadas desviaciones estándar (DS). Por necesidad de fijar algún límite de confianza, se definen como tallas bajas aquellas que se sitúan por debajo de la segunda DS, es decir - 2 DS de la media de esta población. Para saber si la altura de un niño problema es baja la compararemos con la de una población de referencia (normal) de la misma edad y sexo, a poder ser del medio del que procede el niño, y, para ello, bastará con colocar la talla del chico sobre la curva de distribución de la altura de esta población de referencia y ver cuanto se desvía de la media; o sea, calcularemos la DS de la talla del chico, mediante tablas diseñadas a tal fin, y comprobaremos su desviación.

En la práctica diaria y por ser más fácil su manejo, se utiliza la distribución por percentiles (P) donde la talla de una población normal se divide, según edad y sexo, en 100 grupos, de menor a mayor; al valor que separa cada grupo se le denomina percentil. Se acepta como limite para considerar que una talla es baja el tercer percentil (P3), que coincide aproximadamente con la -2 DS, y alta el percentil 97 (P97) que equivale a + 2DS (Fig. 2).

Estos límites son orientativos y, en la práctica, se consideran inicialmente patológicas (anormales) las tallas inferiores a -3 DS (P1). Las situadas entre - 2DS y - 3DS (P3 a P1) son casos límite y precisan evaluarse cuidadosamente.

Gráficas de talla de niños expresada en percentiles.

Fig.- 2 Gráfica modificada de la referencia 1
que muestra la distribución de la talla de niños en percentiles

1 2 3 4 | Siguiente »



Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.





Si quieres puedes

Preparar artículo para imprimir Imprimir

También puedes

Ver más artículos
de este consultorio