www.arturosoria.com / propiedadintelectual /

  El Derecho Moral: Desarrollo

por Henar Pérez Castaño
publicado el 20 Noviembre 2000

"El verbo leer no soporta el imperativo. Aversión que comparte con otros verbos: el verbo "amar"..., el verbo "soñar"....
Claro que siempre se puede intentar. Adelante: "¡Ámame!" "¡Sueña!" "¡Lee!" "¡Lee!"
¡Pero lee de una vez, te ordeno que leas, caramba!
¡Sube a tu cuarto y lee!
¿Resultado?
Ninguno (...)"

PENNAC, DANIEL. COMO UNA NOVELA.
ANAGRAMA. 7ª EDICION EN "ARGUMENTOS", 1999.
TRADUCCION DE JOAQUÍN JORDÁ.


A tenor de lo establecido en el artículo 14 TRLPI, "Corresponden al autor los siguientes derechos irrenunciables e inalienables".

1º.- Decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma. El presente es denominado por MARTINEZ DE SOUSA "derecho de inedición" en MANUAL DE EDICION y AUTOEDICION (PIRAMIDE, 1999).

2º.- Determinar si tal divulgación ha de hacerse con su nombre, bajo seudónimo o signo, o anónimamente.

3º.- Exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra. (Considerando Primero de la STS de 14 de octubre de 1983).

4º.- Exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo de su reputación. (Ss. TS de 15 de diciembre de 1998, 23 de marzo de 1999 y 20 de abril de 1999).

En este sentido, dice el apartado 2 del artículo 92 TRLPI, "Cualquier modificación de la versión de la obra audiovisual mediante añadido, supresión o cambio de cualquier elemento de a misma, necesitará la autorización previa de quienes hayan acordado dicha versión definitiva".

5º.- Modificar la obra respetando los derechos adquiridos por terceros y las exigencias de protección de bienes de interés cultural.

6º.- Retirar la obra del comercio, por cambio de sus convicciones intelectuales o morales, previa indemnización de daños y perjuicios a los titulares de derechos de explotación. (...).

7º.- Acceder al ejemplar único o raro de la obra, cuando se halle en poder de otro, a fin de ejercitar el derecho de divulgación o cualquier otro que le corresponda.

El apartado 1 del precepto 15 TRLPI, en tanto en cuanto corresponde al autor una serie de derechos morales "irrenunciables" e "inalienables", establece que "Al fallecimiento del autor, el ejercicio de los derechos mencionados en los apartados 3º (esto es, derecho de paternidad de la obra) y 4º (es decir, derecho de integridad de la obra) corresponde, sin límite de tiempo, a la persona natural o jurídica a la que el autor se lo haya confiado expresamente por disposición de última voluntad. En su defecto, el ejercicio de estos derechos corresponderá a los herederos".

El artículo 16 TRLPI prevé la denominada Sustitución en la legitimación "mortis causa", "Siempre que no existan las personas mencionadas en el artículo anterior, o se ignore su paradero, el Estado, las Comunidades Autónomas, las Corporaciones locales y las instituciones públicas de carácter cultural estarán legitimados para ejercer los derechos previstos en el mismo".

Dice PLAZA PENADÉS en TITULARIDAD DE LOS DERECHOS DE AUTOR SOBRE LA OBRA y DEL DERECHO DE PROPIEDAD SOBRE EL SOPORTE (Comentario a la STS de 20 de febrero de 1998 -RJ 1998, 971), "Según el tenor literal del artículo 14-7 TRLPI este derecho de acceso al ejemplar único o raro de la obra corresponde únicamente al autor, y nada se dice sobre su transmisión mortis causa en los artículos 15 y 16 TRLPI, lo que unido a la consideración del derecho moral de autor como derecho de la personalidad (tal y como yo lo entiendo) o como derecho personalísimo (tal y como lo ha configurado el Tribunal Supremo) impediría su ejercicio por titular distinto del autor. Sin embargo, no esa la finalidad de este derecho, que tiene como objetivo hacer posible la explotación de la obra, y así se concibe en los ordenamientos europeos (no como derecho moral de autor, sino como "otro derecho de autor" con características propias), lo cual justificaría tal acceso a favor de cualquier titular de los derechos de autor, con base, como mínimo", continua el mencionado autor, "en el interés general de que la obra se difunda o goce de una mayor difusión, y siempre que tal acceso se realizase en la forma y con las condiciones previstas en el artículo 14.7 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual"

Finalmente, con el precepto 41 TRLPI, "(...) Las obras de dominio público podrán ser utilizadas por cualquiera, siempre que se respete la autoría y la integridad de la obra, en los términos previstos en los apartados 3º y 4º del artículo 14".



BIBLIOGRAFIA:

Bercovitz Rodríguez-Cano, Rodrigo. Comentarios a la Ley de Propiedad Intelectual. Tecnos, 1997.

Delgado Porras, Antonio. Panorámica de la protección Civil y Penal en materia de Propiedad Intelectual. Editorial Civitas, S.A., 1988.

Rodríguez Tapia, José Miguel. Siete Derechos en busca de autor: La nueva Ley de Propiedad Intelectual de 11 de noviembre de 1987. Instituto Nacional de Estudios Jurídicos. Anuario de Derecho Civil. Madrid, 1988.

A MODO DE SUGERENCIA:

"Destruir o no morir" de Guelbenzu, José María. Artículo publicado en el diario EL PAIS el día 30 de diciembre de 1999. El precedente acompaña una noticia que lleva por encabezamiento: Una nueva edición de "El Gatopardo" incluirá un capítulo desconocido de la obra. Polémica literaria en Italia sobre la voluntad de Tomasi di Lampedusa de modificar la novela.

Fathom.com La web interactiva del conocimiento. Contenido procedente de Columbia University - London School of Economics and Political Science - Cambridge University Press
The British Library - Smithsonian Institution's National Museum of Natural History - The New York Public Library
University of Chicago - American Film Institute - RAND - Woods Hole Oceanographic Institution.

UAIPIT.com Portal de la Universidad de Alicante sobre la Propiedad Industrial e Intlectual y Sociedad de la Información.

Henar Pérez Castaño es Licenciada en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid especializada en Propiedad Intelectual.


Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.