www.arturosoria.com / eprofecias /

  La elección de la agencia de publicidad

por Pablo Moya
publicado el 20 Septiembre 2000

Con la aparición de la revolución industrial, la competencia se agudiza, y los fabricantes tienen que buscar una forma de hacer conocer sus productos a los posibles compradores. Es aquí donde surgen las agencias de publicidad. Se llaman agencias porque en un principio la labor de estas era simplemente funcionar como intermediarias entre el anunciante y los medios. Este nombre se ha mantenido con el paso del tiempo así como en muchos casos el sistema de retribución por comisión que inicialmente tuvo su justificación por el papel mediador que realizaban.

Actualmente la labor de las agencias de publicidad se ha diversificado y todavía existen las que realizan una labor mediadora, otras se han especializado en un campo en concreto como puede ser la publicidad exterior. Aunque la tendencia actual es la de formar agencias de servicios completos que se encargan de la realización, producción, gestión y adaptación a los diferentes medios del mensaje publicitario.

La comunicación entre la agencia de publicidad y cliente tiene que ser fluida y bidireccional entre otras cosas por que el que mejor conoce las virtudes y defectos del producto a promocionar es el cliente. La labor de la agencia consiste en dar el enfoque más beneficioso al producto para hacerlo lo más atrayente posible, mostrar un producto y enseñar sus características, debe aportar al consumidor una solución y que esta provoque un reflejo en él.

Sabemos cuál es el fin del mensaje publicitario, por lo que podríamos pensar que la labor de una agencia de publicidad es sencilla. Por un lado la agencia tiene un papel creativo y por otro productivo.

La labor creativa de la agencia de publicidad es el punto clave de toda creación del mensaje publicitario, es la que hará que destaquemos, a niveles similares de calidad-precio del producto, sobre nuestros competidores, es la que puede aportar a la marca la imagen que deseamos: seguridad, confianza, calidad, diversión, seriedad, sensualidad, erotismo. Es por tanto esta fase la que diferencia fundamentalmente unas agencias de publicidad de otras, la fase creativa es el pilar sobre el que se construirá toda la campaña, en ella se deciden las cualidades a destacar del producto y como se hará. Del resultado dependerá que el consumidor se fije en un determinado anuncio, que pase de página en un periódico o que cambie de canal en el televisor.

No tenemos más que fijarnos en nuestras propias reacciones ante los constantes bombardeos de publicidad directa, indirecta y encubierta que recibimos. Son numerosos los estudios que demuestran que cada vez mas creamos una especie de barricada en nuestro subconsciente para no vernos saturados. Hagan la prueba, trágense una sesión completa y continua de consejos publicitarios y pasada ésta pregúntenle a una de las personas que le acompañan cuantos anuncios recuerda y a que marcas pertenecían. Comprobará que muchos de los anuncios han pasado ante sus ojos sin más, otros han llamado la atención visualmente pero no han cumplido con su objetivo prioritario de resaltar la marca del producto, que es por lo que el cliente paga. Y otros, los menos, han dejado en nuestra memoria el producto, la marca del mismo y una serie de sensaciones adjuntas, pero ¿Son éstas las que el anunciante quería resaltar?.

En definitiva la elección de una agencia de publicidad debe ser tomada a conciencia y confiar en que ésta tenga ideas jóvenes, creativas y que sean capaces de direccionar el mensaje al punto exacto que queremos, todo ello haciendo además que el consumidor crea en ello y disfrute del proceso.

Pablo Moya es Ingeniero en Diseño Industrial y diseñador de varias webs para importantes empresas y artistas.


Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.