www.arturosoria.com / poetaurbano /

  Apreciar es perder

por Ricardo Jiménez
publicado el 20 Mayo 2001


Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su alma.
Y mucho de ángel, por la incansable celeridad con que se entrega a los suyos.

Una mujer, que siendo ignorante, aconseja sobre la vida, con más acierto que un sabio.
Y siendo instruida, se acomoda a la simplicidad de los niños.

Una mujer, que siendo fuerte, se estremece con el llanto de un niño.
Y siendo débil, se enfrenta a veces con la fuerza y bravura de un león.

Una mujer, que siendo niña, posee las inquietudes de un adulto.
Y en su vejez, no teme darse con la vigorosidad de una joven.

Una mujer, que siendo pobre, nos da todo lo que de su alma es natural.
Y siendo rica, daría todo su tesoro, por no sentir en su alma el dolor de la ingratitud.

Una mujer, que mientras vive, no sabemos apreciar todo lo que de ella nos es dado.
Y cuando muere, daríamos todo cuanto poseemos, por poder volver a mirarla un solo instante, por recibir un abrazo suyo, o una sílaba de sus labios.

De esa mujer, no me preguntéis su nombre, si no queréis que empape de lágrimas vuestro hombro, por que ya la vi pasar en mi camino.

Cuando crezcan vuestros hijos, leedles estas líneas, y ellos, colmando vuestra frente de besos, y regalandoos mil abrazos, os dirán, que un viajante, en pago por un suntuoso recibimiento, dejó aquí, para vosotros y para los vuestros, un boceto del retrato de su madre.

Ricardo Jiménez sencillamente escribe sobre su forma de ver el mundo, pero cada cual tiene su propia perspectiva. Opiniones, críticas o ideas son bienvenidas.


Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.