www.arturosoria.com / eprofecias /

  eProfecias

por Fernando Plaza
publicado el 18 Agosto 2000

Pensando en el futuro creo que las cosas van a cambiar mucho y en muy poco tiempo. Cuando Internet se desarrolle completamente y esas visitas anónimas a los portales se conviertan en clientes con nombre, apellidos y tarjetas de crédito... Será en ese momento cuando realmente las empresas se den cuenta de que deberían haber prestado más atención a sus Proyectos en la Red.

Entonces, para la mayoría, ya será demasiado tarde. Los nombre de dominios más comerciales se habrán agotado hace ya mucho tiempo, los grandes portales controlarán la mayor parte del tráfico en la red y el número de visitas de una página será directamente proporcional al número de cheques que sus propietarios estén dispuestos a firmar.

Crear un portal será un proyecto equivalente a lanzar una revista a escala mundial, competir con MacDonalds o escalar el Everest durante una tormenta de nieve... proyectos abocados al fracaso.

La competencia será canibalista, los empresarios se darán cuenta de que su presencia en la red condicionará su permanencia en el mercado y como siempre, el peso de las miradas volverán a caer en el personal.

Primero los centros educativos privados y después los públicos, introducirán como materia obligatoria la asignatura "Presencia en Internet". A los catorce años (a los nueve en algunos estrictos internados ingleses) los niños tendrán que elegir qué quieren estudiar y en qué quieren trabajar, y desde ese momento registrarán su dominio y empezarán a crear su propias páginas webs personales, lógicamente orientadas a su futuro laboral. La indecisión será sinónimo de fracaso y el cambiar de carrera (y por tanto de página web) algo impensable. El proyecto de fin de curso, la entrada en la Universidad y el futuro éxito profesional dependerá casi en exclusiva del triunfo de esa página web personal.

En las entrevistas de trabajo se entregará una auditoria oficial de la página (parecido a nuestra Selectividad), donde habrá de quedar reflejado el número de usuarios habituales, su perfil como consumidores, el gasto medio anual...etc. Una vez valorado el interés de la compañía por esos usuarios se considerará la firma de un "Contrato Link" que asegure derechos en exclusiva para la empresa contratante sobre la página personal en cuestión. El ahora ya empleado, deberá mantener su página como actividad extralaboral, de ello dependerá su permanencia, expulsión y ascenso en la empresa.

Las páginas web se transmitirán de generación en generación, se podrán hipotecar, presentar como garantía personal y serán un epígrafe más en la Declaración de la Renta y de Patrimonio. Los robos por Hackers y mafias organizadas de páginas web estarán a la orden del día, motivando el endurecimiento del Código Penal y la creación de Departamentos especiales en la Policía y los Servicios Secretos. No será infrecuente ver calles, parques, e incluso estados con terminaciones ".com", ni monumentos a "Webmasters" o a algún que otro Hacker rehabilitado ídolo de la juventud.

Vosotros, nosotros... aun no lo sabemos, pero las cosas van a cambiar mucho y en muy poco tiempo.

Fernando Plaza es el responsable de que en este web todo funcione corréctamente. De mayor le gustaría ser igualito que Grissom de la serie CSI Las Vegas.


Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.