www.arturosoria.com / happyanimal /

  Iguanas: Conviviendo con Dinosaurios

por Dr. Félix Vallejo López
publicado el 4 Diciembre 2000

No hay muchas diferencias, esencialmente son iguales, un sistema poiquilotermo de regulación de temperatura es decir, necesitan el calor externo para controlar el suyo propio, su estructura corporal es la misma que la de los dinosaurios, y sus hábitos alimenticios son similares a los de algunos de ellos, y para más pistas el color es el primero que se nos viene a la mente al hablar de ellos, el verde. Con todas estas pistas hablamos de IGUANAS.

En los últimos años el censo de estos animales en nuestros hogares ha aumentado enormemente, las causas son sencillas; lo primero se necesita poco tiempo para ocuparse de ellos, evidentemente no necesitan salir a la calle, aunque si que existen algunas iguanas afortunadas a las que sus dueños si las sacan de paseo, con arneses especialmente diseñados para ello. En segundo lugar son silenciosos, no son animales que provoquen ruidos o griten, y por último existe una cierta moda a la hora de tenerlos en casa, vivimos en una sociedad que busca convivir con lo exótico, o poco convencional, sólo tenemos que ver los destinos de los viajes o deportes que hace unos años no los conocíamos y ahora casi son tan comunes como el fútbol o el tenis. Pues con las iguanas y en general con los reptiles pasa lo mismo, el perro y el gato se ven obligados a compartir piso con ellas. Con esto no pretendo en ningún momento haceros pensar que tener una iguana es fácil, lo primer es asimilar que no es un animal domésticos, posiblemente fuera más feliz en la selva sudamericana que en nuestro terrario del salón, y si después de pensarlo seis veces, no sólo dos, nos creemos capacitados para atenderlas en casa y reproducir lo mejor posible sus condiciones de vida de modo artificial, enhorabuena ya podemos ir a la tienda a por una.

¿Qué terrario?, ¿cómo de grande?, ¿ necesitan calor?, ...¿y humedad?....¿..o quizás alguna luz en especial?. Como veréis os doy pistas importantes. Empecemos por el espacio, una iguana puede pesar más de un kilogramo y medir incluso un metro y medio, por lo tanto las dimensiones del terrario, cuando nuestro animal crezca deben contemplar este tamaño, sin olvidar que tienen hábitos arborícolas, de modo que debe ser más bien alto, ya que les gusta encaramarse en lo alto de las ramas, y desde allí controlar y vigilar, por lo tanto hablamos de un metro mínimo de alto en las dimensiones del terrario. Es importantísimo que sea muy sencillo para limpiarlo, las iguanas cuando son adultas tienen la fea costumbre de moquear, y ensuciar las paredes del terrario, ya veis ¡que fea costumbre! ...y no sirve de nada explicarles que no lo hagan, creedme.. es peor.

En cuanto a la temperatura debemos plantearnos un intervalo mínimo 22ºC, y un máximo de 32ºC, nos agradecerán nuestras amigas que no les bajemos más de 24º C. Podemos conseguir el calor bien con resistencias térmicas en forma de manta , cable o como lámparas de infrarrojos, en el techo de la instalación debemos prestar mucha atención ya que pueden quemarse por la tanto debemos acomodar la fuente de calor en un lugar seguro lejos del contacto directo con la iguana. Ellas tienen una percepción del dolor muy peculiar o al menos diferente a la de los mamíferos, por supuesto que sienten dolor, pero al percibir calor si el calentamiento es poco a poco, pueden llegar a ocasionarse quemaduras muy graves.

Humedad es fundamental, los grados de saturación que necesitan son muy altos siempre superiores al 60%, debemos pensar que viven en bosques tropicales o subtropicales. Lo solucionamos fácil, con tener un recipiente a modo de bañera en nuestra instalación conseguiremos que la temperatura sea alta y la evaporación también, por supuesto existen aparatos que producen humidificación del aire y medición y autocontrol del mismo pero normalmente son muy caros para una instalación domestica, además suelen ser enormes, imaginaros que ocupen tanto como el terrario. Para ellas el baño es imprescindible, necesitan bañarse a diario es necesario para una perfecta higiene de la piel, para un correcto cambio de la misma.

Y ahora quizás lo más importante , la luz, necesitan una luz especial viven en climas como hemos comentado tropicales o subtropicales de manera que a ellos sol no les falta, además para ellos es especialmente necesario ya que es imprescindible para activar la vitamina D, que es la encargada de fijar el CALCIO a los huesos, de manera que si no lo tienen podemos provocar enfermedades importantes como osteodistrofias (hiperparatiroidismo secundario por falta de calcio), en la que el animal es incapaz de asimilar el calcio que le demos, por que no puede activar su vitamina D. Y esta luz tan especial son los rayos UVA, evidentemente no tienen nada que ver con las lámparas que empleamos para broncearnos, son luces artificiales fluorescentes, que encontraremos en cualquier tienda de animales. Como advertencia importante comentar que no puede haber ningún cristal o barrera entre el animal y el tubo de luz, ya que evitaría la absorción correcta de los rayos ultravioleta.

Ya tenemos casi todo el terrario, nos quedará saber ¿Qué suelo ponemos, ¿Podemos poner plantas? Y quizás lo más importante ¿Qué come una iguana?... Cierto pero eso lo comentaremos en la siguiente entrega. Como último consejo antes de decidiros a tener una iguana consultarlo bien con una tienda profesional y al mismo tiempo pensarlo y reflexionarlo muy bien vosotros mismos, no son ni una moda ni un juguete, confío en que toméis la mejor decisión.

Teniendo claro el hábitat que debemos crear para nuestra iguana que debe ser lo más parecido a una selva dentro de nuestra casa; hoy hablaremos de la alimentación: ¿Qué come una Iguana?.

Lo primero debemos diferenciar un animal joven de un adulto. Desde el punto de vista estricto son herbívoros casi absolutos en sus estadios adultos, comiendo gran cantidad de fruta y verdura, siendo además animales con tendencia al derroche en la selva no suele haber restricción. Mientras que los jóvenes necesitan en su alimentación proteínas de origen animal , es decir que no harán ascos a degustar algún suculento gusanito, o escarabajo, y si por supuesto cayera en sus fauces un ratoncito de unos o dos días estarían de suerte. Esta necesidad estará presente en los primer año de vida aunque algunos adultos conservan este habito durante toda la vida.

Por ahora aproximémonos más a la dieta real que debemos darle en nuestra casa. Evidentemente es fundamental que sepamos la edad de nuestra iguana de este modo podremos establecer una tendencia en nuestra alimentación. Sea o no joven la premisa esencial es la VARIEDAD, en el capítulo anterior hablábamos de enfermedades derivadas de un mal manejo y deficiencias con el calcio, de hay que debamos saber con cierta aproximación los componentes de los alimentos que empleamos o por lo menos de la sustancias que para nuestro animal son limitantes , es decir que nuestra iguana necesita en gran cantidad o que son relativamente difíciles de encontrar.

¿ Cuales son esos factores limitantes en la alimentación?

Destacaremos sobre todo varios grupos, como oligoelementos y vitaminas hidrosolubles, vitaminas liposolubles, proteínas y aminoácidos esenciales, y en especial el calcio que lo separaremos con un trato especial.

  • Oligoelementos y vitaminas hidrosolubles: Aparecen en toda la fruta y verdura fresca, al alimentar con esas materias ya nos aseguramos que todo esta en orden.

  • Vitaminas liposolubles : Es un capítulo especialmente delicado necesitan vitamina A, y vitamina D 3 , en cantidades relativamente más importantes que nosotros los mamíferos, la primera por ser fundamental para los epitelios tanto renal, hepático , cutáneo, como respiratorio. Aparecen en todas las frutas y verduras frescas.

  • Proteínas y aminoácidos esenciales: Solo aparecen en las legumbres y en las carnes (también incluimos como tal a los gusanos o arañas, además de ser proteína en gran cantidad puede que estén muy sabrosos, quien sabe todo es probarlos, a lo mejor nos gustan). Si nuestro animal es joven debemos aumentar la cantidad de legumbre que le demos al día con dos tipos diarios es suficiente lenteja , garbanzo o bien proteínas de origen animal como el queso (evidentemente un producto suave como un queso tipo Burgos o manchego suave, no le sentaría muy bien ni Cabrales ni Roquefort).

  • Calcio: Es determinante sobre todo en estadios jóvenes su requerimiento es alto y además necesita activación de la vitamina D 3 , por mediación de los rayos ultravioleta del sol, aunque le demos cantidades adecuadas, sino recibe vitamina D 3 o no tiene suficiente radiación ultravioleta , no lo absorberá. Y el problemas aparece frecuentemente por que las iguanas en cautividad suelen abusar de alimentos que les gustan o que están acostumbrados a comer como la lechuga y el tomate , y ninguno de los dos apenas tienen calcio, con lo cual nuestra iguana enfermera seguro pudiendo llegar a ser muy grave.


Resumiendo debemos alimentar de un modo VARIADO a nuestra iguana , al menos cinco tipos de verdura o fruta al día , y dos tipos de legumbre, queso, gusanos de la harina, grillos o ratones de un día . Si es adulta nos podemos evitar estas últimas delicias.

Y recordar ante cualquier duda no dudéis en consultar a un especialista, ellas no han elegido vivir en nuestro terrario, tenéis nuestro e-mail para consultarnos cualquier cosa.

Leer también
Selección de un animal de compañía por la Dra. Elvira Martínez

Dr. Félix Vallejo López es el Director Veterinario y Cirujano Jefe del Hospital Veterinario Happy Animal (Zona Arturo Soria, calle General Aranaz).

Conozca Happy-Animal y tenga la tranquilidad de saber
que sus animales reciben los mejores cuidados.



Happy-Animal   |   Tampico, 34  |  Tfno: 91 393 20 10


Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.