www.arturosoria.com / happyanimal /

  Mejorando la imagen de nuestro perro

por Dra. Marta del Yerro
publicado el 30 Noviembre 2000

Sin entrar en la famosa polémica de los llamados perros peligrosos, ya que los veterinarios no nos cansaremos de decir que no existen razas asesinas, sino personas que no deberían tener determinados animales, en este artículo pretendo mostrar como con educación y sentido común como los propietarios de los perros podríamos evitar muchas de las prohibiciones que cada vez más se refieren a nuestros animales, tanto en las comunidades de vecinos como en las ciudades e incluso a nivel estatal.

Si cada vez que nuestro perro se queda solo en casa no para de ladrar, los vecinos se quejarán y probablemente si alguien quiere alquilar un piso en nuestra comunidad le pondrán como condición no tener perro. Para evitar que nuestro perro moleste con los ladridos a los vecinos unas veces bastara con un bozal antiladridos y en otros casos serán necesarios los consejos de un veterinario o un adiestrador.

Tenemos que ser conscientes de que existen personas que pueden sentirse"incomodas" con un perro en un espacio tan reducido como puede ser un ascensor. Algo tan sencillo como esperar a que el ascensor esté vacío para bajar o subir con nuestro animal podrá seguramente evitar el que nos encontremos una norma de la comunidad de vecinos que prohiba subir en el ascensor con perro.

Nuestros vecinos podrán pensar que tenemos un perro muy bonito o gracioso, pero si cada vez que nos cruzamos con ellos el animal les pone las patas encima ensuciándoles la ropa, nuestro perro les empezará a "caer mal".

Si dejamos que nuestros perros hagan pis en las paredes y verjas de las tiendas, por muy amables que sean los dueños, aunque no puedan evitar que paseemos el perro por delante de su tienda, si les prohibirán la entrada.

Debemos conocer a nuestro animal, y si sabemos que no se lleva bien con los de su especie, tendremos que sacarlo atado y ser nosotros los que tratemos de evitar que tenga un "encontronazo" con otro perro, en vez de obligar a los demás a tener que estar huyendo de nosotros.

Algo tan normal como un viaje para nosotros, para un animal no acostumbrado a ello puede ser "muy excitante" y no parar de ladrar o moverse todo el viaje. Algo tan sencillo como darle una pastilla de tranquilizante, hará que tanto el cómo el resto de los pasajeros hagan un viaje mucho mejor y más tranquilo con lo que nadie pensará en prohibirnos que el animal viaje con nosotros la próxima vez.

Evitar todas estas situaciones y otras que hacen que nuestros perros "no caigan simpáticos" evitaría posiblemente muchas prohibiciones, que en muchos casos no tienen ningún sentido, y por las que pagan justos por pecadores.

Leer también
Animales peligrosos o dueños peligrosos por el Dr. Félix Vallejo López
Perros potencialmente peligrosos: Normativa por el Dr. Félix Vallejo López

Dra. Marta del Yerro es Licenciada en Veterinaria por la Universidad Complutense de Madrid

Conozca Happy-Animal y tenga la tranquilidad de saber
que sus animales reciben los mejores cuidados.



Happy-Animal   |   Tampico, 34  |  Tfno: 91 393 20 10


Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.