www.arturosoria.com / nomomedia /

  Asi se hizo el logotipo de arturosoria.com

por Francisco Noguera Campillo
publicado el 1 Junio 2000

Se cuenta que un emperador de China hizo llamar a su pintor de la corte y le pidió que hiciera una pintura de un pez para los aposentos reales. El pintor manifestó su acatamiento a la voluntad de su señor y se fue para emprender su tarea.

Pasaron los días y después las semanas. El emperador envió un mensajero al estudio del pintor para que averiguara lo que sucedía. El mensajero volvió con el informe de que la pintura no estaba a punto.

Los meses se sucedían. Cada enviado al pintor era despachado rápidamente con la misma información: que la pintura todavía no estaba acabada.

Cuando ya había pasado un año, el emperador no pudo contener más su impaciencia e irrumpió él mismo en el estudio del pintor. El pintor estaba sentado, tranquilo y aparentemente bien a gusto. El emperador estaba furioso. ¿"Dónde está mi pintura?",gritó. El pintor se inclinó en silencio, atrajo hacia sí una gran hoja de papel, colocó un juego de colores en tarros delante, cogió un gran pincel y, en sólo dos minutos, ejecutó la más maravillosa y sinuosa imagen de un pez que resplandecía en límpidas aguas.

El emperador apenas podía reprimir su rabia: "Si es tan fácil ¿por qué he tenido que esperar tanto?". Sin romper su silencio, el pintor se fue a la parte de atrás de su estudio donde había una gran alcoba con puertas que iban desde el suelo hasta el techo. Abrió las puertas y se precipitaron por el suelo miles de pinturas del pez.


El logotipo ¿una tarea sencilla?

Si mira usted a su alrededor con un poco de atención, se dará cuenta de que está rodeado de logotipos o criptogramas por todas partes y que la mayoría de ellos son de factura enormemente simple, tanto en el trazo como en los colores, e incluso la mayoría de ellos podrían ser reproducidos por cualquier persona con sólo un lápiz y un papel. Esta "sencillez" nos podría fácilmente llevar a pensar que diseñar un logotipo es una tarea que entraña poca dificultad. Sin embargo, tal como se puede observar en el mensaje del pasaje inicial, no es así. El diseño de un logotipo es una complicada tarea de combinación de múltiples parámetros que responden a otras tantas necesidades, todas cuales deben ser resueltas en la mayor medida posible.

La mejor manera de explicar éste proceso es con un ejemplo. Veamos cómo se diseño en Nomomedia el logotipo de arturosoria.com.

Encontrando la idea

El primer paso y el fundamental es encontrar la IDEA a partir de la cual construir nuestro logotipo. Para ello debemos darnos cuenta de "a quién" queremos representar. En nuestro caso, arturosoria.com es un portal que ofrece unos servicios de calidad e incluye en su web empresas de alto nivel. Esto debe reflejarse en el logotipo, por lo que éste deberá tener una línea elegante. Ya sabemos algo, pero todavía no tenemos la IDEA. Para encontrarla buscaremos la inspiración en el propio nombre del portal: Arturo Soria es una zona de carácter residencial, lo que implica un modo de vida concreto, y un cierto nivel, que es el que estamos buscando.

Ya tenemos la IDEA, pero para reflejarla gráficamente debemos traducirla a FORMA. Podemos asociar fácilmente una zona residencial con la vegetación: un árbol será nuestro logotipo.

Podemos complementar esta idea. Nuestro cliente quiere que el texto que aparezca en el logotipo sea: sólo lo mejor en...arturosoria.com. Vamos a intentar que nuestro árbol y la sombra que proyecta den sensación de protección. Se nos ocurren distintas variaciones, "protegiendo" al texto o "protegiendo" a una figura humana:




La funcionalidad del logotipo

Pero aquí entra en juego otro parámetro de enorme importancia: debemos tener en cuenta, no sólo los contenidos gráficos y conceptuales, sino también los funcionales. En el caso que nos ocupa esto se traduce a que debemos considerar dónde va a estar colocado el logotipo. Será en la cabecera de la barra de navegación de la web, lo que nos da muy poco margen de tamaño. Si queremos desarrollar la idea anterior necesitamos que el árbol sea lo suficientemente grande para expresar lo que pretendemos.

Aunque intentamos solucionar el problema, el corsé que nos impone el tamaño nos hace desechar este camino. Esto sucede casi siempre, en muchas ocasiones hay que dar marcha atrás.

Decidimos segregar el árbol del texto e intentar que la figura individual exprese el mayor número de los contenidos que pretendíamos.

Dando color y eligiendo un tipografía




Tras múltiples variaciones encontramos una que satisface nuestras necesidades. La digitalizamos, simplificamos y la coloreamos para adaptarla a la web. Posteriormente comienza el proceso de elección de tipografía (o en su defecto creamos una nueva que se adapte mejor a nuestras necesidades). Pero ésta es otra historia...

Leer también
La nueva imagen de ArturoSoria.com por Fernando Plaza Mesas

Francisco Noguera Campillo es arquitecto por la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, colaborando con la empresa Nomomedia Diseño y Arquitectura en diferentes proyectos.


Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.