www.arturosoria.com / happyanimal /

  Toxoplasmosis

por Dr. Félix Vallejo López
publicado el 20 Mayo 2001

Doctor estoy embarazada y tengo gatos, puedo contagiarme con la Toxoplasmosis ¿sí o no?

Con esta pregunta tan radical comienzan muchas de nuestras consultas, cuando abordamos este tema o mejor dicho al escucharla nos damos cuenta cuál es la preocupación de nuestra interlocutora, en algunos casos la pregunta es otra "Mire, el medico me ha dicho que soy negativa a toxoplasma, y que puedo contagiarme de mi propio gato".

El drama familiar está servido "micifu", "tobias" o "jonas" nuestro gatito, nuestro fiel compañero parece ser que puede llevar un ALIEN dentro que nos arruine la vida. Pues bien esto no es así, lo primero es saber quien es este criminal cual es la auténtica verdad sobre sus fechorías.

Imagen de un Toxoplasma GondiiNombre: Toxoplasma Gondii
Residencia Habitual : Carne cruda, verdura sin lavar, heces de gato.
Lugar de reproducción : Intestino del gato.
Historial delictivo: Diarreas leves, síntomas neurologicos y malformaciones fetales, desde leves a muy graves o incluso mortales.

Con estos cargos en la mano nos damos cuenta que lo que realmente es importante es saber en qué momento este delincuente puede afectarnos.

El toxoplasma es un protozoo es decir es un animal unicelular microscópico y parásito, ¿se puede tener una vida más triste?, pues sí, ya que además es dañino para la salud. Su única posibilidad de reproducirse es en el intestino de los gatos, al gato no le causa en la inmensa mayoría de los casos ningún problema, sólo una leve apatía y en algunos casos diarrea, que pasa incluso inadvertida. A los pocos días de la infección el gato eliminará oocistos (huevos), pero sólo durante dos o tres semanas durante toda su vida, de modo que nuestro pobre gato tiene poca incidencia de contagio de este problema, además debemos saber que estos oocistos necesitan al menos 24 horas para poder infectar. De modo que el manejo de las deposiciones en estas primeras 24 horas no acarrea ningún riesgo.

El contagio aparece por ingestión de estos oocistos que en nuestro digestivo como en el resto de los mamíferos y aves no se reproduce sino que lo atraviesa y se enquista en nuestro sistema muscular, nervioso o bien atraviesa la placenta fetal en caso de embarazo siendo responsable de alteraciones en le feto. Todas estas cosas terribles aparecen en personas inmunodeprimidas o sometidas a estrés fisiológico como puede ser un embarazo, un hombre sano vencerá al protozoo sin problemas.

La otra vía de infección es la de ingestión de quistes, que se encuentren en la carne poco hecha, por eso es importante cocinar la carne mucho, el microondas no asegura por tiempo ni por temperatura la consecución de la NO infectividad del alimento, al mismo tiempo la congelación doméstica tampoco lo consigue.

Poco a poco tenemos claro como podemos contagiarnos, así que ahora será más fácil prevenirlo. Esta claro que en nuestros animales domésticos la vía de la ingestión de quistes es posible, si nuestro gato sale al exterior y caza ratones o pajarillos, por lo tanto no debemos permitirlo. Y al mismo tiempo que bandejas de arena o jardines muy concurridos por colectivos felinos pueden ser un lugar de entrada para estos molestos parásitos, con respecto a nuestro gato.

Manejemos cifras, sólo entre 4 y 7 gatos de cada 10 en España ha sido expuesto a Toxoplasma gondii, y sólo 3 ó 4 personas de cada 10 presenta anticuerpos de toxoplasma.

Expliquemos estos datos y desentrañemos más la maraña. ¿Qué significa tener anticuerpos de toxoplasma? Simplemente significa que en algún momento hemos sido expuestos a este germen y nuestro cuerpo evidentemente ha reaccionado correctamente venciendo la enfermedad, y estos anticuerpos nos defenderán correctamente si volvemos a ponernos en contacto con el toxoplasma, por este motivo a todas las mujeres embarazadas se les realiza esta prueba por que si ya tenían anticuerpos todo está solucionado esta protegida. Pero si no los tiene es cuando debemos proteger a la madre del posible contagio con el germen, el mayor riesgo aparece en la primera mitad de la gestación pudiéndose ocasionar desde ceguera a retraso mental, en la última mitad de la gestación el contagio es menos grave sólo produciéndose daños leves.

¿Por qué no realizamos las pruebas de anticuerpos a nuestros gatos y así sabemos si lo tienen o no?, pues en este caso nos orienta si hace mucho o poco tiempo que se ha expuesto a la enfermedad pero realmente nos importa poco saber si el gato ha padecido o no la infección ya que lo que nos interesa es saber si realmente esta eliminando oocistos o no. Y con esta prueba no lo tenemos muy claro. Además sabemos que solamente eliminan oocistos durante 2 ó 3 semanas después de la infección intestinal luego no, de modo que el gato como tal no es una fuente de contagio efectiva real, la mayoría de los contagios son a nivel alimentario por comer carne poco hecha o bien por manejar carne cruda y no lavarse las manos.

Como conclusión debemos tener claro una serie de normas de actuación para evitar tener problemas como son:

A nivel alimentario

  • No comer ni manejar carne poco hecha y si la tocamos lavarnos bien las manos con agua y jabón.
  • Lavar muy bien los vegetales y tener una pauta similar a la de la carne.
  • Nunca probar las comidas hasta que no estén perfectamente cocinadas.
  • No tomar agua en cauces naturales si sospechamos que puedan estar contaminados con heces de gato.

A nivel de nuestra mascota

  • No permitir el acceso de nuestra mascota al exterior para evitar que pueda cazar animales, (los pajaritos y los ratones harán fiesta seguro).
  • Limpiezas de la bandeja del gato todos los días así evitaremos que los oocistos se hagan infectivos, aunque lo más útil sería que le endosáramos tal cometido a otro miembro de la familia, pero si no se dejan entonces deberíamos usar guantes de jardinería y después lavarnos bien las manos . Usar mascarilla también es interesante evitaremos el polvillo que puede ser también infectivo.
  • No jugar con gatos desconocidos y sino lo podemos evitar lavarnos bien las manos.
  • Lavarnos las manos con agua y jabón tras jugar con nuestros gatos.

Pues esto es todo por hoy, no debemos hacer las maletas de nuestro gato, todo tiene solución.

Leer también
Algo sobre los gatos por la Dra. Marta del Yerro Mendizábal

Dr. Félix Vallejo López es el Director Veterinario y Cirujano Jefe del Hospital Veterinario Happy Animal (Zona Arturo Soria, calle General Aranaz).

Conozca Happy-Animal y tenga la tranquilidad de saber
que sus animales reciben los mejores cuidados.



Happy-Animal   |   Tampico, 34  |  Tfno: 91 393 20 10


Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.