ArturoSoria.com: Artículos interesantes y guía selecta de Arturo Soria
 Arturo Soria > Artículos > poetaurbano > Esperanzas  
separador

Esperanzas

por Ricardo Jiménez
Publicado: 20/06/2001  

Ricardo Jiménez sencillamente escribe sobre su forma de ver el mundo, pero cada cual tiene su propia perspectiva. Opiniones, críticas o ideas son bienvenidas.


Estoy esperando su llamada, la de esa mujer que me ha prometido que no volveré a sufrir.

Me ha dicho que no tendré que levantarme más por la mañana con temor, y que además no tendré miedo al acostarme.

Que no tendré que maquillarme tapando las marcas de mi cara, y que no volveré a ponerme manga larga en verano.

Pero mientras espero y anhelo su llamada, sigo armándome de paciencia, paciencia para aguantar a este compañero que hace diez años me la robo.

Empezó con improperios, le siguieron insultos y algún que otro empujón, ya no importaba que fuera en la intimidad, en publico tenían más efecto para él.

Y yo tan solo podía tener paciencia.

Paciencia para cocinarle bien, por que son mis comidas, y yo sobre todo, por mi falta de paciencia, las que le acrecientan esa ulcera, que ningún medico por incompetente le sabe decir que la tiene.

Paciencia para que cuando los niños lloran él, con tan buen criterio, como cuando se diagnostica su ulcera, me dice que tienen hambre y que por eso lloran.

Paciencia para que le tenga un itinerario hecho de todas las llamadas que ha tenido en su ausencia, de todos sus amigos, de sus compañeros, y de sus amantes.

Los golpes son constantes, sufro más por lo que puedan percibir nuestros hijos, que por las heridas que tiene mi cuerpo.

Han sido días interminables conteniendo las lagrimas, cuando me llama mi hermano o mi madre, para preguntarme como estoy y que no saben nada de mí, se me angustia el alma al mentirles; todo esta bien, los niños estupendamente, mi marido? Como siempre, y yo.. yo bueno ya os llamaré en otro momento.

La luz oblicua del atardecer, entra con cierta tristeza por mi ventana, y me recuerda lo justo yo recordaba el mundo tiempo atrás; solo quiero que esto acabe , he dado el primer paso, sintiendo temblar mis rodillas he ido a un centro de ayuda, y una señorita me ha mostrado con amabilidad y rudeza otro mundo diferente al que conozco.

Y he salido ilusionada, pero ahora vuelvo a la realidad, a mi casa, donde me esperan la incertidumbre, y mi marido.

Desespero sopesando la credibilidad de sus palabras y sus consejos, y lo que realmente me espera al dar ese paso definitivo.

Quiero olvidar, y tener paciencia, si no para ser la mejor esposa y amante, si para ser la mejor madre para nuestros hijos.

Accede ahora a
Más artículos de este consultorio





Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.





Si quieres puedes

Preparar artículo para imprimir Imprimir

También puedes

Ver más artículos
de este consultorio