ArturoSoria.com: Artículos interesantes y guía selecta de Arturo Soria
 Arturo Soria > Artículos > rentbuy > Gastos comunidad en la vivienda arrendada 
separador

Gastos comunidad en la vivienda arrendada

por Gema Plaza Mesas

Página  3


En el caso de que en el contrato de arrendamiento se omita regular este tema, se entiende que los gastos de comunidad están incluidos dentro del precio del arrendamiento.

En el caso de la parte arrendadora no quiera incluirlos dentro de la renta deberá cumplir dos requisitos:

1- Que se especifique expresamente y por escrito en el contrato de arrendamiento.
2- Que figure también en el contrato de arrendamiento cual será el importe actual de dichos gastos ese año y en el caso de no disponer de éstos por no haberse todavía calculado, se reflejaría la última cifra determinada.

Muchos propietarios temerosos de que los recibos de la comunidad suban, deciden no incluirlos dentro de la renta. Pero ¿tiene obligación el inquilino de pagar todas las subidas que se realicen de los gastos de comunidad?.

La respuesta es no, la LAU nos impone un límite: el apartado 2 del artículo 20 de la LAU dice: "durante los cinco primeros años de vigencia del contrato, la suma que el arrendatario haya de abonar por el concepto a que se refiere el apartado anterior con excepción de los tributos, sólo podrá incrementarse anualmente, y nunca en porcentaje superior al doble de aquél que pueda incrementarse la renta conforme al artículo 18-1."

Recordemos que el artículo 18.1 de la LAU, habla de la actualización de la renta en base al IPC.

Por lo tanto no pienso que suponga un beneficio real para el arrendador dejar los gastos de comunidad a cuenta del arrendatario, creo que es una complicación innecesaria.

Según mi opinión la LAU, aunque parece que permite en un principio libertad de pacto entre las partes respecto a quién corresponderá el abono de los gastos de comunidad, pienso que con el límite fijado en artículo 20 apartado 2, hace que esta libertad sea irreal. La LAU, a mi entender cumple en este precepto una vez más con su objetivo de proteger al inquilino, y de que éste no tenga subidas en la renta que no haya podido prever.

Por lo tanto pienso que los gastos de comunidad conviene incluirlos dentro de la renta por varias razones:

1. COMODIDAD: Es más cómodo para ambas partes. Soy de la opinión de que a los arrendatarios hay que hacerles la vida muy fácil, simplificarles el abono de la renta al máximo. Además en el caso de que tengamos un inquilino desordenado y que no se acuerde de abonar los gastos de comunidad a tiempo, es un daño que sólo repercute negativamente al propietario frente a la Comunidad.

2. BENEFICIO: En el caso de que los gastos de comunidad estén incluidos en la renta, la subida de IPC siempre será sobre una base más elevada que en el caso de que los gastos de comunidad no estén incluidos en la renta.


3. Tributos: IBI

El único tributo que recae directamente sobre las viviendas arrendadas es el Impuesto de Bienes Inmuebles, y éste se puede repercutir al inquilino y sin límite en cuanto a la subida. Es decir que los tributos no entran dentro de los límites fijados del apartado 2 del artículo 20 de la LAU.

No obstante si el inquilino no abona dicho tributo no es excusa para la Administración, es decir que en el caso de impago la Administración se dirigirá siempre frente al propietario.

« Anterior1 2 3 4 | Siguiente »



Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.




Anuncios arturosoria.com


Rent & Buy, S.A.
Agentes inmobiliarios especializados en la zona Arturo Soria de Madrid
www.ryb.es




Si quieres puedes

Preparar artículo para imprimir Imprimir

También puedes

Ver más artículos
de este consultorio