ArturoSoria.com: Artículos interesantes y guía selecta de Arturo Soria
 Arturo Soria > Artículos > vidayamor > El hombre y las reglas del mundo  
separador

El hombre y las reglas del mundo

por Abel Díaz
Publicado: 03/12/2002  

Abel Díaz es profesor de inglés y licenciado en Filología Inglesa y lleva algunos años formándose e investigando la psicología humanista, a través de la escuela de origen francés PRH (Personalidad y Relaciones Humanas) extendida actualmente en todo el mundo.


Hay un lado revolucionario que todo hombre en sus cabales debería tener como parte constituiva de una psicología fresca y normal. Hay un lado genuino, único, auténtico en las personas que a poco que uno se sienta vivo y sensible debería defender, ante tanta esclavitud como nos ofrece el mundo moderno. Creo que la sociedad de hoy es una domadora de personas, que arremete contra ellas con una violencia tal como sólo se vio en el circo o en las cazas furtivas en las selvas. Sin embargo es algo tan cotidiano que pocos se paran a pensar: ¿será normal? e incluso peor, aun menos se paran a decir ¿qué hacemos?

En mis tres años de profesor en Madrid han pasado por mis manos muchos alumnos, de todo pelaje. Sin embargo en muchos de ellos había una tónica: desgaste, cansancio, desilusión, impotencia ante la agresividad de un mundo extraño que hemos construido. Hay que ganar mucho dinero para poder vivir al tren de vida que nos han entregado. A la vez hay que cuidarse de la familia y que sobre tiempo para uno mismo, en el sentido mas profundo de la palabra. No para uno mismo delante del TV, arrellanado en el sofá con apenas fuerzas para recapitular el día. Tiempo de calidad para uno, para expansionar el alma, conocerse, desarrollar los talentos recibidos, aportar al mundo nuestra chispa… ¿Es demasiado pedir?

Es cierto que estamos en el mundo y hay que pagarle a este su tributo. El otro día una nueva alumna mejicana que tengo, joven, poderosa, emprendedora, estudiante de economía, me decía, a veces me planteo cual el sentido de todo esto que estoy estudiando, porque no me gusta el mundo que hemos construido. Yo me acordaba de las palabras del Evangelio: Estais en el mundo pero no sois de él. Y le contestaba, como el que tiene más que mascado el argumento: hemos de pagar su tributo al mundo si queremos permanecer en él, pero ni mucho menos vendernos a él y menos aun barato.

¿Es posible esto? ¿Es posible encontrar el equilibrio entre vivir en el mundo occidental, con su dosis de incomprensión, con su falta de sensibilidad hacia el lado interior de las personas, con su visión materialista y materializante... y entre tener vida propia? Yo creo que sí, pero es difícil hacerlo solo. Necesitamos aliados que nos entiendan, con quienes compartir nuestras crónicas de batallas, a quienes auxiliar en momentos malos. Necesitamos compañeros de camino que vibren con nosotros como un diapasón, que nos ayuden e inspiren a encontrar campos para expandir la sensibilidad. Y necesitamos sobre todo valentía, querer y creer que se puede vivir de otra manera.

El mundo se reirá de nosotros. Se reirán amigos y familiares, pero en lo más hondo de todos ellos fluye un río de insatisfacción poderosa que no se atreve a salir a la luz por miedo a perder todo lo que las reglas del hoy les ofrecen.

Sin embargo los que encuentran el equilibrio entre estar en el mundo sin ser de él empezarán a saborear lo que es vivir del espíritu, vivir del arte, del amor, vivir… de otra manera.

Accede ahora a
Más artículos de este consultorio





Copyright 2000 - 2014 © Rent & Buy S.A.





Si quieres puedes

Preparar artículo para imprimir Imprimir

También puedes

Ver más artículos
de este consultorio